miércoles, 13 de junio de 2007

El año partido en dos

y todavía no me acostumbro.

en estos días la ciudad comienza a disminuir la velocidad hasta cambiar de estado.

lo que no se haga en las próximas dos semanas quedará pendiente hasta septiembre, y en el medio: el limbo.

generalmente tengo que pensar en que mes estoy, y esto de reiniciar el año en el mes 9 (tan cerca de fin de año), me desconcierta más.

colegios, deportes, trabajos, proyectos, espectáculos, etc., van de septiembre a junio, esa es la temporada normal.

muchos ya comenzamos la jornada intensiva, que implica entrar antes, no salir a comer y estar en la calle a las 3 de la tarde.

es otro Madrid, completamentamente opuesto al del resto del año, con luz natural casi hasta las 10 de la noche, cuando en invierno se sale de casa de noche y se vuelve también de noche.

los días largos, y las noches calurosas cambian por completo los hábitos.

todos los bares con mesas en las veredas, abiertos hasta tarde.

y al no poder dormir por el calor que ya está llegando, es natural que la gente salga masivamente a la calle, y que toda la ciudad entre en algo parecido a las vacaciones.

y llega la guerra del ruido, donde sólo se puede combatir por el método ibérico que consiste en hacer más ruido que el otro.

en julio y agosto madrid se vacía de madrileños y se llena de extranjeros, lo que modifica el paisaje urbano

lo bueno es que hay sitio libre en restaurantes, cines, y también se consigue el milagro de estacionar en la puerta de tu casa.

pero en realidad no se porque estoy escribiendo todo esto, la idea inicial era decir que en estos días es cuando noto más el quiebre con la realidad de Baires, cuando me siento más lejos.

20 comentarios:

paula dijo...

far away so close.

.:. chirusa .:. dijo...

imposible imaginarlo para mi, nunca estuve lejos de mi terruño, pero lo has relatado tan bien, que tuve una sensación extraña en la panza, como un vacío, como esa sensación de no acostumbrarse y de sentirse lejos...

submarino dijo...

p.: in the morning.

submarino dijo...

chiru: tendría que poner una heladería para pasar el verano.

me alegro que se haya entendido lo que quería decir, porque cuando lo releí me pareción confuso, trivial e incompleto.

vic dijo...

la daga para la distancia es lo intenso que pueden ser los encuentros cuando vengas, cuando vayan. :D

pd. ni trivial ni confuso, me la imaginé calcada. me trajo recuerdos y me encantó.

Omarcito dijo...

Hace unos años laburé para una empresa de por allí... cada vez que tenia que llamar para pedir algo en agosto era un drama... Llegué a creer que en ese mes que entre Portugal y Francia habia solo mar!!

Gracias por venir a la fiesta!!

DudaDesnuda dijo...

Tampoco puedo imaginarlo. Acá es acá siempre. Siempre quizá sea allá.
Hoy tengo un día de nubes que pasan por la ventana de mi oficina, una tiene la forma de un ángel tocando una trompeta, otra un perfil que mira el norte, otra un tigre agazapado... hoy tengo un día raro.

Besos nublados.

submarino dijo...

Vic: formar parte de dos mundos, a veces es menos que formar parte de uno.

me gustó su frase, porque los reencuentos allá/acá siempre son intensos.

submarino dijo...

Omarcito: agosto es un desierto, tanto por la (falta de) actividad como por el calor.

pero está asumido por todos, así que se funciona igual.

submarino dijo...

Duda: mi texto funcionó como conjuro, hoy bajaron las temperaturas y parece casi otoño.

me gusta la idea de una oficina que permita ver pasar las nubes con formas/significados especiales, y que cuando las miren los otros solo vean nubes.

mi otro yo dijo...

Decís de una forma que provocas imagenes, me haces acordar a un amigo español,a que nunca salí del país.
En fin me gusto tu manera para nada trivial ni confusa de decirnos tu sentir.

Te dejo un beso

vic dijo...

si, claro, Sub, pero TU mundo es ser parte de dos entornos (o más) y seguramente se ve enriquecido por ser así. El abanico es más amplio, con realidades distintas (e iguales), con horarios cambiados, llamadas entre la noche, con palabras bien del corazón que se atreven a salir con más ahínco por la distancia (y la cotidianidad no las mata)...
igualmente te entiendo mucho más de lo que te imaginás con eso de sentirse "partido" (de alguna manera) por la geografía.
abrazote

submarino dijo...

Sol: me sorprende que se haya entendido, porque no es fácil de transmitir.

beso también para vos.

submarino dijo...

Vic: esa sensación si la conocés, sabés bien de que hablo, hay días que te sentís pleno en los dos lugares, y otros que perdés puntos de referencia.

por eso una vez más, volvemos a los encuentros, que intentan acercar los mundos.

teléfono, internet, fotos, y por suerte viajes.

al principio sin tecnología y con llamadas carísimas quedabas en manos del correo, recuerdo que cada carta tardaba 3 semanas (mínimo) en cruzar el océano y otras 3 en volver.

abrazote en tiempo real.

microcosmos dijo...

lo suyo es el retrato de imágenes, ya sea por fotos o palabras.
abrazos y distancias (o maneras de acortarlas, ya que estamos).

submarino dijo...

micro: mire que contradicción, casi nunca retrato personas.

(ya que estamos, otro abrazo sin fronteras)

Alex dijo...

te entendí desde la primera línea, ando con las antenas a full!

submarino dijo...

andará con las antenas a full, pero tardó 6 días en detectarlo.

Alex dijo...

es que a tu blog no había entrado, perdón :(

submarino dijo...

alex: por favor no se tome en serio mi cometario, era por lo que dijo de las antenas no por el blog.