lunes, 7 de mayo de 2007

km 352

la idea inicial era salir a las 7 de la mañana para llegar a la una de la tarde a Asturias.

todo estaba previsto: los hoteles pagados, el equipaje preparado, el auto lavado, el tanque lleno, y revisado tradicionalmente (gomas, aceite, agua).

la noche anterior pensamos que mejor saldríamos a las 8, y qué también podríamos llevar más cosas.

al bolso por persona, agregamos uno más de cosas comunes, y un PC portátil, y una caja con 20 CD, y un termo para tomar café (absurdo, ya lo sé).

y ya que había sitio, un par de impermeables y un backgammon.

8.05 estámos saliendo con gran entusiasmo.

una mañana de primavera, con agradables 15 grados.

era 1ro de mayo, las calles estaban casi desiertas, y la carretera casi para nosotros solos.

a los 200 km una parada para desayunar, buen café con tostadas.

seguimos el camino, y al no saber donde estamos y antes de entrar al camino de montaña, decidimos parar en un "área de descanso", saliendo de la ruta y en un desnivel más bajo.

al girar, el volante se traba y queda en una sola posición, frenamos, bajamos, puteamos y miramos el motor.

una correa enganchada con algo indefinido y la bomba de la dirección cubierta de un horrible líquido negro, mi teléfono sin bateria (qué es habitual en mi) y el de ella casi sin saldo.

pensamos, tomamos un café del termo, pensamos, y llamamos a un amigo para que nos cargue el teléfono, primer problema resuelto.

caminamos alrededor del auto y el líquido negro ya llegó al suelo formando una mancha de aspecto preocupante.

afortunadamente tenemos contratadado un seguro de asistencia en carretera.

lo primero es llamar a la grúa, pero no podemos decirle donde estamos y ni siquiera se ve la carretera principal.

se inicia un cuestionario absurdo del tipo ¿qué ven alrededor?, hay árboles?, cual fue el último cartel que recuerdan?, etc etc.

continúa la búsqueda, con llamados en ambas direcciones.

para un caminonero y se acerca a ver el auto, mira el motor, toca la correa, la bomba, el líquido negro (que huele, y después prueba y escupe)y hace su diagnóstico:
"no pueden seguir, esto tiene muy mala pinta"y agrega: "podrían haberse matado".

cuarenta minutos después llega el rescate.

una grúa enorme con un chofer en escala que parece tener cierto retraso mental (después comprobamos que sólo era tímido), se asoma al motor y nos explica el alcance de los daños, aclarando que "esa pieza hay que pedirla a la capital, y un par de días para traerla y unas horas para repararlo".

todos a la grúa con el auto enganchado detrás, salimos de la carretera rumbo a un pueblo del que nunca habíamos oido hablar, a 40 Km hacia ninguna parte.

nos comenta que estamos en el km 352 (dato muy útil si nos volvemos a quedar alguna otra vez exactamente ahí)

para nuestra sorpresa el seguro nos cubre (además obviamente de la grúa) el traslado hasta el lugar de destino o el retorno a Madrid.

deliberamos y decidimos seguir viaje.

el seguro nos propone un intinerario de taxi, tren y autobús o un auto por 24 hs, así que optamos por el auto.

pero tenemos que recogerlo en el aeropuerto de León a más de 50 km del taller de ese pueblo remoto.

larga etapa de coordinar con el seguro para que consiga un taxi y un auto de alquiler, pasa el tiempo y no hay noticias.

ya son las 2,30 de la tarde.

el hombre de la grúa comienza a soltarse y conversamos de Argentina, de las cigueñas, de los inmigrantes, de los emigrantes, de sus hijos, y cantidad de cosas por el estilo.

por fin llega el taxi (uno de los dos que tiene ese pueblo, que demoró porque estaba comiendo), así que bajamos el excesivo equipaje y todo al baúl del taxi menos el termo qué estúpidamente tiene café (ya tibio)

ya agotado de hablar tanto de Argentina, decido estar mudo, así que cedo la palabra y con monosílabos vamos llevando el viaje.

el taxista me pregunta "¿eres argentino?" , "Si", le digo, "pero como lo supo?", "porque lleva el mate" me dice.

le explico que es café pero ya la conversación es imparable, y con 50 km, por delante.

otra vez hablar de Argentina ("ese gran país, qué le pasó?"), de ahí a los inmigrantes y a los emigrantes, pasando por el Peronismo.

qué dificil de explicar que el turco es del mismo partido que el pingüino, y la pregunta de siempre "el peronismo es izquierda y derecha?", le cuento que cuando se lo preguntaron al General el respondió "un avión vuela con las dos alas", y que no es un partido sino un movimiento, donde caben ideologías bien diversas.

no lo entiende, me cuenta aquí "hay fachas o rojos, nada más".

trato de llevar el tema a los nidos de las cigueñas pero no lo consigo.

se nota que es un buen hombre y culto, así que la charla termina siendo interesante.

las 16,10 hs llegamos al mini aeropuerto de León.

hasta las 5 (o más tarde, nos dicen, no hay nadie en el mostrador de alquiler de autos).

el papeleo del seguro, muchos formularios, y nos cuenta que sólo tiene dos autos pero son de una gama superior.

así que a 17,40 salimos en un auto bastante más potente que mi Peugeot 206, es un opel grande con motor turbo diesel.

llamamos al hotel/casa rural para confirmar que llegaremos más tarde.

el auto no lo contralamos del todo, por el tamaño y la potencia.

en esas condiciones entramos al camino de alta montaña, una experiencia no recomendable.

pero como ya nos adaptamos, comienza a llover para que no nos aburramos.

así que paramos un poco, otros cafés y un bocata de lo que había.

la lluvia es constante pero tranquila, así que otra vez a la ruta.

total quedaban apenas otros 100 km.

vigilamos la velocidad de ese auto que tenía tendencia a superar los 150 km por hora sin darnos cuenta.

pasamos sin problemas la zona de montaña y llegamos al anteúltimo obstáculo: la Carretera del Cantábrico en obras.

sólo un carril habilitado y pasando en grupos mientras sorteamos un camino indicado con conos rojos, como un circuito de carrera.

pero sobrevivimos, y las 21,30 llegamos a nuestro destino, con frío y lluvia suave.

el hotel/casa rural cerrado, pensamos que era una pesadilla.

pero no, vimos una nota en la puerta donde nos daban un teléfono y ahí todo fue mejor.

nos dijo la clave de la puerta y en la recepción vacía habia una nota de bienvenida y las llaves de la habitación.

al entrar era muchísimo mejor de lo imaginado, una buhardilla impecable revestida en madera de verdad, otra nota donde nos invitaba una botella de champagne y bombones, y la calefacción encendida desde hacía unas horas.

así que nos dimos un inmejorable baño caliente, nos cambiamos y salimos a cenar.

se había restaurado el equilibrio del viaje.

18 comentarios:

chirusa dijo...

fue como caminar todo el día con un par de zapatos 3 números más chicos...
que delicia llegar y quitárselos
suerte con el resto

submarino dijo...

chiru: el resto salió bien, sólo se perdió el primer día.

después 2 días en un pueblo en la costa, y otros 2 en la montaña.

si me tenía que pasar algo malo, no me quejo, peor hubiera sido unos km más adelante.

NeoNativa dijo...

AY DIOS!!!!
Que camino mas sinuoso!!!
LO bueno que al final siempre se equilibra como bien decis!!

submarino dijo...

neo: brindemos por el equilibrio cósmico.

vic dijo...

qué buen baño el que nos damos al llegar, no?. sentimos ese empezar de las vacaciones...

llevo en la memoria un "km 1080 y algo" de la ruta nacional 3 desde hace unos años ya... que siguió como tu relato.

submarino dijo...

ese baño es literalmente purificador.

el km 1080 por donde es?

vic dijo...

cerca de Las Grutas, provincia de Rio Negro.

submarino dijo...

nunca estuve por ahí, la Patagonia es el tema pendiente de todos mis viajes a Argentina.

Alex dijo...

Lo que tienen de lindo los viajes accidentados cuando terminan bien es que el final feliz se disfruta más, no?

microcosmos dijo...

"una correa enganchada con algo indefinido", "una mancha de aspecto preocupante", "una grúa enorme con un chofer en escala", "todo al baúl del taxi menos el termo qué estúpidamente tiene café (ya tibio)", "decido estar mudo", "pero como ya nos adaptamos, comienza a llover para que no nos aburramos".

(nada. sólo quería hacerle notar mis hitos favoritos).

y al entrar... "la calefacción encendida desde hacía unas horas".
impecable, brindo por dicho equilibrio.

vic dijo...

cuando deje de ser algo pendiente no se va a arrepentir. seguro. :)
es inmensa y hay tanta belleza... que yo la adoro.

vic dijo...

"es inmensa" = tocás la inmensidad

submarino dijo...

alex: si, se disfruta más, pero cuando el día inicial se tuerce pensás que hubiera sido mejor ir a otra parte (o no ir).

submarino dijo...

micro: releí el texto y me pareció pesado.

mea culpa, porque escribo de un tirón y no reviso.

(duplico palabras, soy excesivamente descriptivo, ect. etc.).

por lo menos se divirtió un rato.

submarino dijo...

vic: prometo que pronto recorreré la Patagonia.

sino lo planifico ANTES de subir al avión, una vez allá quedo atrapado en las burbujas familiares y amigos.

microcosmos dijo...

pesado nada! sucede que la delicia de los detalles y el humor que constantemente aparecen en su modo de decir lo que dice, me facina, y no quería dejar de destacar ninguna de las que tanto me hicieron reir o sonreir según el caso.

pd. no lo tome como resúmen, eh? por favor! no fue mi idea. mire que le pido el martillo bolita a la Duda pa despavilarlo.

microbesos.

microcosmos dijo...

y no digo más nada hoy en ninguna parte, que no es mi mejor día parece. no me estoy dando a entender y eshonomegushtanada.

submarino dijo...

micro: no se preocupe que seexplicaustedmuybien.

sólo decía que me aburrió re-leerme, y era crítica hacia dentro y no hacia fuera.

de todas formas pongo la otra mejilla para que me mande otro microbeso.