viernes, 23 de marzo de 2007

taxi

hace unos días chiru contó su experiencia de taxi-terapia, y quise comentar en su blog pero la PC se colgaba una y otra vez, así que lo escribo acá.



cuando subo a un taxi, después de mi saludo que suele ser respondido con un gruñido o nada, me acomodo en el asiento y digo la dirección en tono neutro.

si el taxista quiere hablar, o bien soy monosilábico o respondo vaguedades, no entro en discuciones aunque escuche disparates.

y si el viaje se inicia con: "¿porqué camino vamos?", empezamos mal.

hace casi un mes, subí a un taxi con un conductor atípico, de teintaypocos, pelo corto y gafas, muy educado y estilo seminarista.

pero a los 5 minutos ya estábamos en medio de un atasco, el hombre quería hablar pero no se animaba, yo miraba distraidamente por la ventana para pasar el tiempo.

no tenía el menor interés en saber su opinión de cualquier tema y menos en darle la mía.

ya cuando el atasco fue total, y ningún auto se movía el taxista se da vuelta y suelta de golpe: "¿no le parece que a pesar de tanto avance tecnológico, el ser humano sigue siendo infeliz?", y se queda mirándome fijamente.

esperaba un típico comentario de fútbol, o política, así que me decolocó.

quise encender un cigarrillo pero está prohibido, volví a mirar por la ventana y el caos de autos era tremendo, así que solo se me ocurrió decirle: "pero ahora la vida es más larga, hay más opciones",

el taxista movió la cabecita, su cara se puso triste, y dijo: "más tiempo para sufrir", suspiró y volvió a sujetarse al volante como a un salvavidas.

el tráfico (o falta de) a esa altura me parecía un mal menor, pensaba que una carretera despejada esa conversación hubiera sido algo peligrosa sin opción de escape.

unos minutos después de denso silencio, le mentí: "uy!, qué tarde es, voy a seguir a pie porque no llego".

le pagué, y al salir me pillé un dedo con la puerta. Y seguí mi camino con el dolor a cuestas, menos metafísico pero bien real.

todavía tengo una marca en el dedo.

la puta que lo parió al taxista filósofo.

10 comentarios:

chirusa dijo...

la máquina se te colgaba porque daba para un post...
y flor de post, la folosofía del hombre para mi fue acertada...
que dice tu dedo al respecto?

mi otro yo dijo...

Hola
Por qué a mí no me tocan taxistas asi de filosoficos.

Yo soy casi como vos no hablo nada ni salgo de los monosilábos.

Te dejo saludos

submarino dijo...

chiru:
creo que la pregunta-afirmación del hombre es acertada, pero no la respuesta "más tiempo para sufrir".

me considero un semi-analfabeto a nivel tecnológico, aunque es evidente que facilita muchas opciones antes inimaginables, pero nada más.

si llegara a todo el planeta sería otra cosa.

la felicidad es una búsqueda, que impulsa a moverse, a apostar, a decidir, a soñar, pero las cosas duran lo que duran, eso no hay tecnología que lo arregle.

submarino dijo...

Sol:
tal vez porque hay pocos taxistas filósofos.

igual entre los taxistas de baires y los de madrid hay un abismo.

acá son más normales.

microcosmos dijo...

con una pregunta así? yo hubiese hablado horas con el taxista. le aseguro que el que se baja, termina siendo él.

(y cansar al que pregunta, no es sino otra manera de escapar, lo admito).

submarino dijo...

micro: me imagino al taxista huyendo a pie por encima de los autos y ud repitiendo la pregunta al del vehículo más próximo.

en otras circunstancias,
que no me estuvieran esperando en otra parte,
que no hubiera estado encerrado en un taxi con la ley antitabaco,
que no hubiera un contador de euros haciendo click caja,
hubiéramos conversado un rato largo.
(y de paso no me hubiera pillado el dedo con la puerta, en mi cobarde actitud)

pensé que acá no iba a salir el tema, pero siempre me quedará pendiente esa charla y eso no me gustó.

igual creo que hay una diferenia entre no ser feliz y sufrir.

microcosmos dijo...

también creo que la hay.

chirusa dijo...

submarino, pues claro, lo de mas tiempo para sufrir lo obvié, solo apunté a la pegunta-afirmación
la felicidad es una búsqueda... buen punto

paula dijo...

al menos te pillaste el dedo y no el pantalón.
(sí, ya sé, no tengo que decir estas cosas.)

submarino dijo...

p.: como (casi) siempre tiene razón, teniendo en cuenta las posiblidades hubiera podido ser peor.

y siempre duele menos un dedo que el alma.